nuova collezione peuterey plagas de las religiones divinas

borse peuterey plagas de las religiones divinas

Un muerto al mes en Francia por violencia policialLas religiones divinas son las bendiciones ms hermosas que Dios ha dado a las personas, ya que al seguir sus enseanzas vitales, se puede logran la felicidad en este y el otro mundo. Mucha gente, en diferentes eras, al seguir los preceptos de las religiones divinas, ha alcanzado una vida plena. Sin embargo, entre ellos, algunos se han implicado con el fanatismo y el extremismo y no solo no han encontrado el camino hacia su felicidad sino que han desviado a otros, pero. qué es el fanatismo y el extremismo?El fanatismo puede definirse como el apoyo y partidismo ilgico y ciego de una persona o grupo hacia un pensamiento u cualquier otra cosa. Sin embargo, el apoyo completo a una idea o pensamiento, tras una investigacin concienzuda, no puede llamarse fanatismo o al menos se puede llamar un fanatismo correcto. As que los psiclogos distinguen dos tipos de fanatismo, uno negativo y otro positivo. Tal vez esta clasificacin tiene armona con la que se ha referido en los relatos de la tradicin islmica. El Hazrat Ali (la paz sea con él), en el sermn 192 de su valioso libro Nahyul Balaghe, en este terreno dice: “si tendra que haber fanatismo, debera ser respecto a los buenos modales y buenos hechos y todo lo bueno.”. Luego el Imam Ali consider que el fanatismo es meritorio si enfatiza algunas caractersticas y comportamientos agradables, como la lealtad, el respeto a los derechos del vecino, la generosidad y la abstinencia de orgullo.No obstante, en general, cuando hablamos sobre fanatismo nos referimos al tipo negativo y su significado, es decir defender y seguir sin motivo y ciegamente un caso considerable. Sobre tal fanatismo, el Hazrat Ali ha dicho que Satans domina a estos seguidores y es posible que acten en los terrenos étnicos, raciales, religiosos, polticos e incluso cientfico. En un relato del Profeta del Islam, leemos: “aquel que tenga incluso el equivalente de un grano de mostaza de orgullo en su corazn no entrar en el Paraso”. El Profeta advierte expresamente sobre el fanatismo debido a que el apego ciego a una creencia incorrecta impide pensar con claridad y alcanzar la verdad. Mientras que el Islam invita a todos a meditar y pensar. En las aleyas 17 y 18 de la sura Los grupos, leemos:Buena nueva para quienes hayan evitado a los taguts, rehusando servirles, y se hayan vuelto arrepentidos a Al! Y anuncia la buena nueva a Mis siervos,Que escuchan la Palabra y siguen lo mejor de ella! sos son los que Al ha dirigido! sos son los dotados de intelecto!El prejuicio en el pensamiento y los hechos, a menudo est acompaado de una accin fantica. El hombre fantico cree absolutamente que su pensamiento y hechos son correctos y trata de imponerlos a los dems, y si no es aceptado, recurre a la violencia y las acciones extremistas.El flagelo de la intolerancia y el extremismo puede atacar a casi todos los seguidores de las religiones e ideologas, incluyendo a los que consciente o inconscientemente se consideran ms fieles a la religin de Dios y el Profeta. Dios, en su Escritura, en la aleya 77 de sura La mesa servida, advierte:Di: Gente de la Escritura! No exageréis en vuestra religin profesando algo diferente de la Verdad y no sigis las pasiones de una gente que ya antes se extravi, extravi a muchos y se apart del recto camino.A lo largo de la historia, las religiones divinas siempre se han enfrentado a corrientes fanticas y extremistas. Los miembros de estas corrientes son personas ignorantes, que en general han sido engaadas por lderes dominantes y astutos que les instan a la violencia y el radicalismo. Ahora, a pesar del gran avance del hombre y el énfasis que se pone sobre las diferentes libertades, incluido de credo, somos testigos de muchos casos de extremismo que ponen en peligro las creencias y la seguridad de las personas. Por ejemplo, el sionismo, que durante ms de un siglo se ha planteado como una novedad en el judasmo, es una ideologa fantica. La poltica de este corriente extremista, evidentemente, se basa en la violencia y el terror y, de hecho, usando métodos inhumanos, hasta ahora ha matado a millones de palestinos o les ha obligado a abandonar su patria.También, desde hace aos, los sionistas fanticos, con el apoyo del régimen de Israel, tratan de destruir la Mezquita Al Aqsa, la primera quibla de los musulmanes, con el deseo de construir sobre sus ruinas el templo de Salmn. Para la realizacin de este objetivo ilegal se esfuerza para judaizar Palestina, entre otras medidas, el régimen de Israel intensifica la construccin de asentamientos para judos y se esfuerza para expulsar a los musulmanes de Beit ol Moghadas. Entonces, se puede decir que el fanatismo y el extremismo de los judos, bajo el ttulo de sionismo, no solo ha infligido al pueblo palestino un gran sufrimiento durante aos, sino que no ha dejado descansar a la gente de Oriente Medio.Incluso, en el mundo cristianismo, se han visto corrientes fanticas desde el pasado cuyos efectos han causado mucho dao al pueblo. Aunque todos consideran al Hazrat Jess como el profeta de la misericordia y el sacrificio, en el Occidente cristiano se han cometido muchos crmenes de lesa humanidad contra personas inocentes. Por otro lado, debido a la falta de espiritualidad en el Occidente, se han formado muchas sectas sobre la base de ideas fanticas y extremistas.Uno de los grupos ms radicales cristianos son los evangelistas. También se les conocen como cristianos sionistas, porque tienen ideas cercanas y comunes con los extremistas judos, es decir, los sionistas. Ambos grupos evangelistas y sionistas, estn convencidos y se esfuerzan por fundar un gobierno judo en Beit ol Moghadas y destruir la Mezquita Al Aqsa para construir all el templo del Hazrat Salomn. De acuerdo con sus pretensiones, su estado judo abarcara desde el Nilo hasta el ufrates, ya que, segn su creencia, tras concretar este objetivo, el Hazrat Jess regresar a la Tierra y, en una guerra final, conocida como “Armagedn” en la Palestina ocupada, ayudar a los cristianos y judos y matar al resto de las naciones del mundo para dar inicio a su reinado que perdurar miles de aos. Sin embargo, los cristianos sionistas (evangelistas) creen que los judos también en ese tiempo se convertirn en cristianos.Como ve las ideas de los evangelistas son fuertemente violentas, extremistas y anti Islam, de modo que algunas autoridades estadounidenses, bajo la influencia de estas ideas, han aumentado sus inclinaciones antislmicas.Pero, el Islam, como la ltima religin divina, tampoco se ha librado de la plaga de fanatismo. Mientras que esta bendita religin celestial ha advertido a sus seguidores de la mayora de los riesgos del fanatismo y extremismo. El Profeta del Islam, al respecto, ha dicho: “no es de nosotros, aquel que llama a luchar y morir por ideas fanticas”.Actualmente, han aparecido grupos con nombres y lemas islmicos que bajo el pretexto de defender esta religin divina, emprende el camino del extremismo y el fanatismo, de tal forma que sus actos no coinciden con ninguno de los ritos islmicos. Estos grupos instan a otros a seguir sus ideas desviadas, pero como sus ideas no tienen lgica ni razn firme, para que sus afirmaciones sean aceptadas, llamaron consideran a los musulmanes y no musulmanes ateos y se esfuerzan por masacrarle. Lo que hacen los grupos terroristas en Siria, Irak, Yemen, Nigeria, Paquistn y Afganistn, de hecho, proviene de su debilidad para convencer a los dems y también su fanatismo les obstaculiza aceptar los puntos de vista del Islam.El fanatismo y extremismo se convierte en un enemigo peligroso cuando, para su permanencia y avance, recurren a los enemigos de la religin. Hoy en da, las organizaciones terroristas y extremismos como EIIL (Daesh) y el Frente Al Nusra , que entre los musulmanes se consideran una minora, mediante el apoyo poltico, tienen relaciones evidentes y secretas con los gobiernos occidentales incluso con el régimen sionista. Sin embargo, los seguidores de la corriente takfir extremista que entre los musulmanes se consideran como una minora, utilizando los apoyos polticos, militares, econmicos y propagandsticos del Occidental y de algunos gobiernos de la regin, se han convertido en un gran problema del Oriente Medio.Obviamente est claro que tal como que el fanatismo y extremismo crece en el mbito de la ignorancia, la inteligencia y consciencia pueden congelar el avance de esta corriente desviada y canalizarla hacia la moderacin islmica.El Lder Supremo de la Revolucin Islmica de Irn, el ayatol Seyed Ali Jamenei, en este terreno, destac: “En las actuales circunstancias una de las tareas es crear un movimiento cientfico inclusivo donde tengan cabida los ulemas de las diferentes escuelas de pensamiento islmico. Salvar a los jvenes inocentes que se han metido en esta corriente perversa. Algunos pensamientos estn influenciados por los errores inducidos (por los takfires) son pobres y ellos piensan que estn haciendo un buen trabajo. Tienen que ser salvados., estos jvenes deben ser salvados, y es responsabilidad de los académicos. Los académicos asociados con los crculos intelectuales se deben relacionar con las masas en este gran trabajo. Dios Todopoderoso, el Da de la Resurreccin, preguntar a los ulemas qué han hecho? Deben actuar”.
nuova collezione peuterey plagas de las religiones divinas